Otra vez contra USA

Después de no se cuantos años (la verdad es que ya no recuerdo) la selección mexicana de futbol volvió a caer en suelo norteamericano contra el “rival odiado”, los Estados Unidos de América.

Ayer en el partido, México sorprendió a los Estados Unidos, quienes se vieron muy desconsertados, con su postura agresiva durante los primeros 10 minutos de partido. Con llegadas que no terminaban en las manos del arquero Howard y balones al área que no encontraban rematador fue como los verdes intentaron sin éxito abrir el marcador.

Las cosas parecían equilibrase poco a poco hasta que Estados Unidos tomó el control total de la pelota y lograr anular a jugadores como Pável Pardo y Nery Castillo quienes no pudieron hacer mucho en el partido.

Nery Castillo salió alrededor del minuto 33 debido a una lesión y dió paso para la entrada del “Jagger” Martínez, así México perdió poder a la ofensiva e iba a ser más difícil abrir la sólida defensa del rival.

Al 42 Estados Unidos se fue al frente durante un tiro de esquina por conducto de Michael Bradley. De nuevo los tiros de esquina volvieron a hacer daño a los mexicanos.

El segundo tiempo sucedió sin muchas emociones, el partido se ensució, los norteamericanos se dedicaron a reventar balones y México seguió con su total inoperancia.

La jugada absurda del partido se presentó por allá del minuto 24 de la segunda mitad donde en 2 segundos México perdió el partido, primero con un remate a boca de jarro de Giovanni Dos Santos quien al no poder contactar de una forma cómoda mandó su remate hacia el lado contrario de la portería, y además, de forma casi inmediata Rafa Márques salió expulsado tras llegar con la pierna levantada y “planchar” al arquero rival cuando disputaban un balón por aire.

Practicamente en el final del partido, Estados Unidos puso el 2-0 con un disparo de media distancia que le pasó entre las manos a Osvaldo Sanchez.

Así el partido terminaba con una inobjetable victoria para el conjunto de las barras y las estrellas.

Ahora con éste resultado ya nadie puede negar quién es el gigante del área, lo importante es que jugamos en CONCACAF y hay 3 boletos para ir al mundial. Ayer Roberto Gomez Junco (quien me caga a horrores) culpaba al técnico Svengoran Ericsson por la mala actuación del equipo, difiero totalmente con éste señor. El problema viene desde más abajo, no hay planeación en éste equipo y tampoco un trabajo serio en fuerzas básicas más que en uno o dos equipos del país. Con algo en lo que si estoy de acuerdo es que se equivocaron de técnico, pero con cualquier otro la selección  seguiría siendo un desastre.

¡OWN3D!

El próximo partido del hexagonal final será el 28 de marzo contra Costa Rica en Estadio Azteca. A ver como nos va.

Imagen: Mediotiempo