El que ríe al último…

Así es, después de las “desatinadas” declaraciones de Ricardo A. Lavolpe, técnico del Monterrey, durante la semana, al tachar de feo el futbol practicado por el equipo de Lapuente, y de además decir que prefería irse de shopping a Laredo que ver un juego de los Tigres, el sábado quedó demostrado que se tiene que hablar en la cancha con futbol y goles y no con simples declaraciones estúpidas.

Durante los primeros 70 minutos se vió un futbol poco vistoso por los dos bandos, mientras que Monterrey no podía siquiera pisar los linderos del área, Tigres seguía con el estilo de “jugar para no perder”. No fue hasta el minutos 28 del segundo tiempo en que Carlos Ochoa abrío el marcador para los rayados, parecía que se venía la noche abajo para los de Lapuente, y más porque dos minutos después Humberto Suazo tuvo lo que parecía el 2-0. La reacción de Tigres se dió en 15 minutos, en los que de la mano de Lucas Lobos, José Rivas y el debutante y héroe del clásico, Francisco Acuña, le dió la vuelta a 1-4 a un clásico que parecía pintar para un aburrido 0-0.

Así que después de este resultado, los aficionados de Tigres podemos estár tranquilos. Tenemos toooda una semanota para tirar ‘carrilla’ a los rayados, LOazo!

Aquí les dejo algunas imágenes que circulan ya por la web.

Continue reading

El clásico…

…o derbi regio se disputará el próximo sábado en la cancha del Estadio Tecnolóigico entre el Monterrey y los Tigres de la UANL y como ya es costumbre, la semana previa al partido está llena de efusividad.

Ya sea entre los protagonistas del encuentro o los comentaristas deportivos en la ciudad se busca ‘picar’ a la hinchada local y encenderla para el juego del próximo sábado. Las apuestas y quinielas no se hacen esperar, todo sea por lucrar y ganar un poco de dinero con el encuentro.

Pocos conocen esta ciudad, mientras que muchos creen que acá en Nuevo León existe la mejor afición de México, otros piensan todo lo ontrario y nos tachan de (aficionados) borregos y conformistas. Pero esta región tiene ese algo especial, cada sábado huele y se siente diferente, cada fin de semana hay una fiesta en Monterrey, la ciudad se pinta con los colores del equipo local predilecto, el futbol ha dejado de ser un pasatiempo para convertirse en pasión de muchos. El factor de las barras bravas ha contribuído para lograr este fenómeno.

El lunes veremos cadenas de correo humillando o vitoreando al ganador, la burla del aficionado al hincha del equipo que perdió, los comentarios polémicos en la televisión regia, los chascarrillos ácidos en las oficinas. Nadie se queda fuera de la fiesta del clásico en la ciudad, nadie. 

En fin, éste sábado se enfrentan los equipos de la ciudad, la mejor afición de México se verá las caras. Y por supuesto, yo voy con los Tigres.