¡I’m alive!

Domingo, día de descanso (no para todos por desgracia), nublado, clima agradable, y con algo de dinero en la cartera.

Tenía que comprar tennis, los actuales se rompieron hace una semana y además ya me tocaba cambiarlos =)

Tomo el auto y viajo con rumbo al centro de la ciudad a la tienda donde me hago de mis Vans cada que necesito un nuevo par, el cielo está gris y manejo casi deprimido (no sé poqué chingados).

¡Listo!, he llegado a destino después de 10 minutos dando vueltas buscando un estacionamiento, terminé encontrándolo en un centro comercial que anunciaba cobrar $8 la hora o fracción (al final terminaría estafado, no tardé ni 40 minutos y me cobraron el doble de la tarifa, ¡parias!). Adquiero mis Vans que vienen con un ligero descuento, dinero ahorrado que aprovecharía en MixUp para hacerme de algún disco.

Qué buen pedo del MixUp, tenían algunos DVD’s en oferta, I am Legend estaba en $89 y otros estrenos más al mismo precio. ¡Chingón!. Compro Honestidad Brutal de Calamaro y regreso pronto a casa, el día no me agrada mucho.

Llego con bien a casa. Mi primer comida del día (a las 5 de la tarde) es un plato de atún con verduras. No me puede ir mejor. LOL

Por lo pronto, acá les dejo algunas fotos de (redoble por favor)… ¡Las joyas de MixUp!.

Las joyas

¡Vagón Cochino!, digo ¡Chicano!. ¿What the hell?…

 

 ¿Heidi: la niña de la montaña, live action?. ¡¡¡¡Siiii!!!!. (de nuevo) ¿What the hell?

Lo que quiero

 

Muse, Absolution Tour, ¿$99?, ¡Qué barato!

Y por último, las adquisiciones de hoy:

 

¡Mis Vans!, los escogí porque tienen un diseño todo bien pinche raro, me gustaron mucho.

Éste disco es la puta hostia. El ‘Honestidad..’ de Andrés Calamaro hizo mi viaje de regreso mucho muy ameno.

Hasta aquí parece que acabo mi domingo, lo que resta me quedaré en casa a escuchar música y quizá un poco más noche a leer.

¡Saludos,Brainflakers, que disfruten mucho lo que queda del fin de semana!

Nota: el título del post nada tiene que ver con el día de hoy, es sólo el título de una canción de Helloween que me raya un putazo.