¡Irritable!

Desde hace una semana he notado que mi conducta es un tanto agresiva y mi humor anda por los suelos, al grado de no tolerar casi a nadie.

He llegado a la conclusión (no fué difícil) de que éste cambio en mi personalidad es debido a que no estoy agusto conmigo mismo, especificamente a que no soy feliz en mi trabajo.

Hay días en los que estoy 12 horas encerrado en la oficina tratando con gente que a veces es desagradable. La carga de trabajo es un tanto ligera, así que con el trabajo en sí no hay mucho problema. La rutina en un empleo puede llegar a ser estresante, hartante e incluso depresivo.

Jamás había tenido éste problema en mis empleos anteriores, si algo he procurado en un trabajo es canalizar la presión o la rutina y transformarla en algo positivo que me lleve a dar mejores resultados. En ésta ocasión no encuentro el modo y estoy a punto de estallar por dentro.

Si ésta situación no mejora tendré que buscar otro empleo (a 3 semanas de haber comenzado en el actual) que además me permita el poder regresar a estudiar que es lo que más necesito en éstos momentos.

Por lo pronto mañana entro a trabajar a las 7 AM (¡HUEVA!). ¡Ajá! no sólo Chabelo trabaja el domingo a las 7 de la mañana.

*Éste post terapeutico no fue patrocinado por Dalay.

¡Visiten LOazo, donde Núdul y Emma Watson son las diosas oficiales!